martes, 7 de octubre de 2014

SANTIAGO, PARÍS, LONDRES Y MILÁN...

Antofagasta, Santiago - París:

Salimos desde la ciudad de Antofagasta rumbo a Santiago, como primera parada; ya que hacer coincidir escalas en las aerolíneas es algo complejo. Al día siguiente iniciamos nuestro viaje desde Santiago hasta París. El viaje duró cerca de catorce horas en Air France (aerolínea de la que ya les contaré), la comida bastante modesta y algo alejada, pero se acepta porque el viaje fue directo. 

El aeropuerto Charles de Gaulle es grande y necesitas tomar una especie de tren (RER) que te acerque a las salidas (transporte del aeropuerto) y medios de transporte. Si tienes dudas con las informaciones, hay personas encargadas que dominan varios idiomas y tienen la disposición de explicarte la mejor ruta y forma de transporte más conveniente.

Mapa Charles de Gaulle Airport


En nuestro caso, las averiguaciones fueron previas y teníamos claro cuál era la estación de metro donde debíamos llegar. Para ello, fue necesario subir a un tren y luego hacer combinación con la línea de metro (sin un mapa es difícil moverse en el transporte público).
Los dos días siguientes fueron de largas caminatas por París. Es una cuidad grande, pero caminando puedes recorrer los distritos más relevantes (1,6,7,15...) y encontrarás en casi todas las calles letreros que te indican dónde estás y los puntos de interés. 

París es una bella ciudad, se destaca su limpieza, orden, planificación en su construcción y mucho motociclista, la mayoría en scooter utilizando una especie de capa para cubrirlos del viento. Si deseas arrendar una moto allá, resulta sencillo desplazarse y cómodo para ahorrarte los trayectos a pie.






 París - Londres:

Después de conocer París casi por completo, debíamos tomar el tren que nos llevaría hasta Londres, si bien la distancia es corta hasta la estación de "Gare du Nord" es necesario llegar con tiempo suficiente debido al paso por inmigración y considerar además, la diferencia horaria (sobretodo desde Londres a París, donde se pierde una hora). El tren (SNCF) demoró cerca de dos horas y nos dejó en la estación donde podíamos tomar el "Underground". En Londres no aceptan euros, por lo que tienes la opción de pagar con libras o tarjeta bancaria (con chip). El Underground es uno de los transportes subterráneos más caros de Europa, seguido  por el de París; ambos cobran según tramos (en promedio 4 o 5 estaciones 9 libras en el caso de Londres y 5 euros en París. Claro, este dato puede variar). Muy importante es guardar el ticket, porque de lo contrario no podrás salir en la estación final, donde debes reinsertar el boleto.

Gare du Nord




En Londres nos alojamos muy cerca del Buckingham Palace. Durante dos días, se pueden recorrer las calles principales, Palacios, Big Ben, Trafalgar, puente de Londres y puente de la Torre (algo alejado de los demás centros de interés), caminando hasta este último podrás encontrar algunas tabernas muy clásicas que solo puedes ver si eres bueno andando, ya que no es posible llegar en buses turísticos. El Museo Británico es un sitio que no se puede dejar de visitar, uno de los pocos sitios gratuitos, que posee una gran colección mundial (incluyendo un moaí). 

Para todos los motoqueros, el consejo es que circular como conductor en esta ciudad no es recomendable si no van con un guía local, ya que aunque uno intenta cambiar la mentalidad y ser consiente de que  se debe mirar al otro lado de la calle, la costumbre es más fuerte y se puede producir un accidente. No por nada, todas las calles tienen demarcadas en el suelo look left y look right justo en cada esquina. En este país, prefiero caminar.

Londres - Milán:

Salir de Londres es algo lento, el aeropuerto queda retirado de la ciudad. Si decides ir en taxi, probablemente te costará más el vehículo que el pasaje de avión y si optas por ir en Undergroud, deberás ser consciente de que los transbordos te quitarán mucho mucho tiempo. Nosotros salimos cuatro horas antes del horario de salida del vuelo y parecía mentira ver que corrimos para llegar a la puerta de embarque a tiempo. Después del Underground debes tomar un bus de acercamiento, que por solo 6 o 9 libras te lleva hasta el aeropuerto.
Si realizas trayectos cortos en aerolíneas de bajo costo, asegúrate de leer todas las indicaciones y cumplir a cabalidad con todas las exigencias (bolsas, dimensiones del equipaje...) de lo contrario, perderás tiempo en revisiones y pagarás de más.

Después de otras dos horas de viaje, logramos llegar a Milán, lugar donde arrendamos la moto y comenzamos la real aventura....





No hay comentarios:

Publicar un comentario